martes, 14 de febrero de 2017

Ideas básicas para poner en marcha un club de lectura

El pasado jueves nuestra sesión de trabajo se dedicó casi en exclusiva a la formación y esta vez, lo dedicamos a los clubes de lectura, dado el interés del grupo por dicha actividad para fomentar la lectura.

La formación corrió a cargo del director de la Biblioteca Pública del Estado, Juan Manuel de la Cruz Muñoz, dada su amplia trayectoria en clubes de lectura para adultos y un miembro de su equipo de trabajo, Tina Gallardo que lleva varios grupos de clubes de lectura para niños.

Para saber más podéis visitar su página webJuan Manuel nos transmitió la importancia de la afición lectora y el gusto por la comunicación, como las ideas clave para garantizar el éxito de un coordinador de club de lectura.

El concepto de club de lectura no es nuevo pues ya los romanos los hacían hace 20 siglos a modo de tertulias. Juan Manuel compartió con nosotros la definición de lo que es un club de lectura que ofrece José Antonio Camacho.


Los clubes de lectura son un concepto abierto que tienen un fin muy claro: promocionar la lectura, ya que leer requiere un esfuerzo que no es natural y en los participantes se mete ese gusanillo que nos acompañará toda la vida, salvando el parón que se puede producir en la adolescencia.

El club de lectura pretende convertir en SOCIAL un acto que en principio es SOLITARIO ya que se juntan las vivencias de las personas participantes, multiplicando así el libro leído. En este momento algunos de los compañeros fueron contando sus experiencias previas en este sentido.

El club de lectura persigue unos objetivos claros, serían:
  • SOCIALIZAR UN ACTO PRIVADO.
  • ANIMACIÓN A LA LECTURA (mejor considerarlo fomento de la lectura).
  • LECTURA CRÍTICA, REFLEXIVA Y COMPRENSIVA.
  • LECTURA ENRIQUECEDORA.
  • LECTURA LÚDICA.
Cuando hablamos del libro leído emocionalmente, con opiniones diversas y donde todas ellas son escuchadas, la relación con el libro es diferente. Por lo tanto, para hacer un club de lectura con nuestro grupo de alumnos, debemos olvidarnos de que somos profesores y de que estamos en clase pues ahora todos somos iguales, es un acto de compartir entre iguales. Se trata de leer porque te gusta, ¡disfrutando! Así pues, todos tenemos derecho a cerrar el libro, al silencio.

En este punto, Tina propone la lectura en voz alta como motivación para fomentar la participación. Ella cree que es importante presentar el libro e incluso leer a mitad de la sesión. Considera que las sesiones deben ser semanales y de 1 hora de duración, aunque esta premisa es orientativa y depende mucho del libro. Además, nos dice que debemos llevar un diccionario siempre y acompañar la sesión con juegos (de palabras) que se pueden realizar al final de la sesión para cerrarla. De esta forma, los niños van entrando solos.


La cifra de niños participantes puede ser de 15 y en el caso de clubes de adultos de unos 20. También es importante señalar que debe haber un mínimo de 6 con el fin de garantizar cierto dinamismo.

El niño no debe sentir el club de lectura como obligatorio. Para ello, proponen hacerlo en un sitio distinto al aula y la formación siempre en círculo. Las normas acordadas deben empezar por uno mismo.

A la hora de seleccionar las obras debemos tener en cuenta algunas premisas.
  • PROPUESTAS POR EL COORDINADOR.
  • PROPUESTAS DEL GRUPO.
  • LECTURA PREVIA POR PARTE DEL COORDINADOR.
  • LITERATURA DE CALIDAD.
Las obras deben ser: 
  • LITERATURA QUE PROPICIE DEBATES.
  • TEMAS TRANSVERSALES O COLATERALES.
  • NOVEDADES, JUNTO A BEST SELLERS Y CLÁSICOS.
  • ALTERNAR VARIEDAD DE GÉNEROS. NOVELA, TEATRO, POESÍA, ENSAYOS...
  • BUENAS EDICIONES DE LETRA LEGIBLE.
  • CON VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA COMO VALOR AÑADIDO.
  • 500 PÁGINAS ES LA CIFRA TOPE PARA ADULTOS.
  • INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS CON OTROS CLUBES. CREACIÓN Y CONSULTA DE FOROS EN BLOGS Y PÁGINAS WEB.
Existe un listado de lotes que se puede consultar en la página web y que se prestan desde la misma biblioteca de forma gratuita si hay que enviarlos a alguna localidad. Juan Manuel nos aclara que no siempre es fácil acceder a un lote porque están muy activos.

Mezclar la literatura con cualquier tipo de actividad cultural, ya sea una exposición, un viaje, etc. potencia que se desarrollen el gusto por la estética y otras ciencias. Aquí podemos ver algunos ejemplos de obras con su versión cinematográfica. 



 Y si hablamos de LIJ y versiones cinematográficas para niños:



  

Para la preparación del debate debemos conocer el libro en profundidad y hacer un estudio de los personajes, acciones y de la estructura narrativa del texto. Además de un análisis de la trama y de las acciones secundarias.

Para la dinámica del grupo es importante ponerle un nombre al club porque da sensación de pertenencia y unión entre los participantes.

En cuanto a las características que debe reunir el coordinador del club nos destacan: 
  • Facilidad de comunicación.
  • Presentar el autor y la obra.
  • Debe tener lecturas acumuladas.
  • Capacidad de síntesis.
  • Abierto, tolerante y autocrítico.
  • Habilidades y destrezas comunicativas.
  • Ante una situación tensa debe tener diplomacia, sentido del humor y mano izquierda.
  • Interrelacionar las distintas opiniones.
Y hasta aquí todo lo aprendido! el 23 de marzo seguiremos aprendiendo con la segunda parte de esta sesión.

1 comentario:

  1. Interesante.
    Los tres libros infantiles más vendidos (el Monstruo de Colores, Monstruo Rosa y Mi Camita) son de autores españoles, y los tres tienen una marcada finalidad.
    Muy interesante, leer aquí:
    http://trabajos-psicologia-infantil.blogspot.com.es/2017/02/libros-infantiles-mas-vendidos-3-cuentos-de-autores-espanoles.html

    ResponderEliminar